De todo un poco

Tu también puedes ser una INFLUENCER

clem-onojeghuo-WcdlSwAhygc-unsplash

¿Qué piensas que espera de ti la vida? ¿alguna vez te has hecho esta pregunta? Piénsalo ¿qué se te ocurre? Quizás has llegado a la conclusión de que nada, o que espera que seas perfecta: perfecta hija, madre, esposa, sobrina…, perfecta estudiante, trabajadora, perfecta amiga…

¿Y qué crees que puedes aportar tú a la sociedad?

christopher-sardegna-CMOa3H1SXG0-unsplash

 

¿Por qué esperar a que alguien marque tendencia cuando lo puedo hacer yo? ¿Te has planteado que cada uno de nosotros somos un agente de cambio en potencia? Si queremos que el mundo sea un lugar mejor, hay que empezar por uno mismo y no esperar a que nos lo den todo hecho.

clark-tibbs-oqStl2L5oxI-unsplash

 

Y como un líder no nace, sino que se hace empieza con pequeños gestos: ¿qué la gente no te sonríe?, sonríeles tú. ¿Qué no te saludan?, salúdales tú. Pon belleza donde no la hay y poco a poco verás logros e irán surgiendo retos mayores. No hay que conformarse con la mediocridad, ni dejarse llevar por los miedos o el pesimismo. Si no te gusta el estilo de vestir que se lleva en tu entorno, no te dejes llevar por la corriente. Ten valentía para marcar tu propio estilo. Seguir a una mayoría es peligroso porque no se rige por el raciocinio, se guía más bien por la pasión (la pasión en sí no es mala, pero si no se ata en corto pone en peligro valores esenciales del ser humano).

 

ben-white-s1ihVBg5tbI-unsplash

 

bui-thanh-tam-zMn2MnEJGYY-unsplash

 

Ir vestida de verdad (porque hay formas de vestir que más bien desvisten) es una forma de demostrar que te tomas en serio y que eso mismo esperas que hagan los demás contigo. Si vas a hacer una declaración de intenciones con tu aspecto, que estas sean las más elegantes, bellas y amables, porque de eso hay escasez y justo es algo que necesitamos para recordarnos que somos lo más preciado del conjunto de la creación.

fab-lentz-mRMQwK513hY-unsplash

 

Hay que quererse y enseñar a los demás a que nos quieran. Una cara y un gesto amable, un semblante sereno, un buen atuendo y un perfume exquisito serán una gran ayuda. Si nos lo proponemos seriamente, podremos ser una fuente de inspiración para los demás.

 

 

¡Hasta pronto!

 

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *